martes, 29 de enero de 2013

Aquello que debo y quiero

     Hace poco pasé por una situación muy particular; en mi vida, poco normal.. Alguien del pasado apareció con la firme intención de remover viejas heridas.. Me impresioné al saber de esta persona, no lo niego.. A tanto tiempo y que reafirme su interés en mi... 
    Las dudas invadieron mi corazón y pensamientos. Un cúmulo de ideas, desde el puedo, quiero y debo... Lo que por lo general toma a uno segundos en decidir hacer lo correcto y lo socialmente aceptable, a mi me tomó casi una semana. No es que esta persona haya venido en el momento correcto, sino que cuando la responsabilidad crece, el deseo de saber aquello que aún sigue desconocido, también...
   Una línea cronológica apareció frente a mis ojos.. Lo que soy.. Quien quiero ser.. Y las metas que ya me propuse con la persona que elegí... Que gracias a Dios, es a quien sigo amando.. Es ahí donde educadamente solicité a esta persona que levante las alas y vaya para otro nido.. 
Sinceramente, no me arrepiento de la decisión que tomé.. Quizá entienda aquel punto en que aquello desconocido, es mejor  que quede sin conocer....

No hay comentarios:

Publicar un comentario